Abogada ley segunda oportunidad

Covid-19 y Ley de Segunda Oportunidad

Con la llegada de la pandemia provocada por la Covid-19 el número de solicitudes a la Ley de Segunda Oportunidad por parte de particulares y autónomos ha crecido de forma exponencial.

La Ley de Segunda Oportunidad tiene como objetivo permitir que una persona física, o autónomo tras una quiebra económica, tenga una segunda oportunidad y pueda rehacer su vida sin tener que arrastrar deudas que no le permiten desarrollar una vida con normalidad.

Sin duda actualmente es uno de los atajos legales más rápidos, eficaces y utilizados en casos de insolvencia extrema provocada por la deteriorada situación económica actual.

La Ley de Segunda Oportunidad es un mecanismo legal que ofrece a particulares y autónomos la posibilidad de poder comenzar desde cero sin deudas.

Una situación provocada debido a una mala situación económica en la que no se pueden atender los pagos de las cuotas de créditos de tarjetas, prestamos, etc. sin descuidar los derechos de cobro de sus acreedores, ya que en primera instancia se debe de intentar negociar con ellos una quita o refinanciación de la deuda. Esta problemática se ha visto agravada sin duda por la llegada de la pandemia de la Covid-19 que ha obligado al cierre de muchos negocios regentados por autónomos y que ahora no pueden atender, ni satisfacer las cuotas mensuales que anteriormente podían asumir con normalidad.

En Abogado ley de Segunda Oportunidad somos expertos en quita de deudas y en ayudar a familias y autónomos a empezar de cero.

Llámanos para ampliar información sin compromiso. 633 417 493

Referencias externas

Información ampliada sobre la Ley 25/2015, de 28 de julio, de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de la carga financiera y otras medidas de orden social. Ver en formato PDF.

Acuerdo previo con los acreedores

Si los acreedores no están de acuerdo entonces ya entraría la vía legal para exonerarnos por completo de las deudas en caso de que cumplamos los requisitos previos.

Esta ley está regulada en el Real Decreto Ley 1/2015, y permite al deudor que se encuentra al límite debido a sus deudas, renegociarlas o exonerarse de parte de las mismas.

Es un mecanismo similar al de la ley concursal en las empresas pero pensado para dar una salida digna a particulares o autónomos.

Se pueden acoger a este mecanismo legal todas aquellas personas físicas que se encuentren en situación de insolvencia y no puedan hacer frente a sus pagos.

Está regulada por la Ley 25/2015, de 28 de julio, de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de la carga financiera y otras medidas de orden social.

¿La Ley de Segunda Oportunidad es válida para mí?

Como hemos comentado anteriormente, la Ley de Segunda Oportunidad se puede aplicar a todo tipo de personas físicas, y autónomos y es similar al proceso concursal o de quiebra de las empresas, sólo que llevado al ámbito particular.

En nuestro ordenamiento jurídico rige el principio de responsabilidad patrimonial universal. En este principio se regulan en el artículo 1.911 del Código Civil. Su consecuencia es que cuando asumimos una deuda respondemos de ella con todo nuestro patrimonio, presente y futuro. Dicho de otro modo, no podremos evitar el pago de nuestras obligaciones mientras tengamos algún bien o derecho.

Desde Abogados ley Segunda Oportunidad Barcelona somos expertos en conseguir la quita de la mayor parte de tus deudas, para que puedas desempeñar nuevamente tu actividad diaria con normalidad.

Similar al Concurso de Acreedores en las empresas

Antes de la entrada en vigor de la Ley, la diferencia entre los concursos de persona física y los de sociedades, supuso que, en 2014 sólo se tramitaran 646 concursos de personas físicas.

La ley de segunda oportunidad fue publicada en el boletín oficial del estado el miércoles 29 de julio del año 2015, y entró en vigor el jueves 30 de julio de ese mismo año.

Su principal función es dar una salida a particulares o autónomos que se encuentran en una situación precaria debido a deudas contraídas y que no son capaces de satisfacer, debido a una situación crítica de sus finanzas.

Esta ley esta orientada a personas físicas con graves problemas económicos y que una vez realizada la quita puedan poder empezar de cero sin deudas.

El Gobierno español aprobó esta ley en el año 2015, aunque en un principio tuvo poca aceptación debido seguramente a su desconocimiento general, aunque en la actualidad se han acogido a ella más de 10.000 personas.