Reclamar tarjetas revolving

Reclamar Tarjetas Revolving

Puedes reclamar Tarjetas Revolving si estas pagando un interés superior al 20%, si te encuentras en esta situación puedes contactar con nosotras para que te asesoremos en el teléfono WhatsApp 633417493. Ofrecemos asesoramiento jurídico contra abusos bancarios e impagados en la zona de Calafell, El Vendrell, Barcelona y Baix Penedés, Alt Penedés y Garraf. También ofrecemos nuestros servicios de mediación de forma online en toda España.

Una tarjeta Revolving es un tipo de tarjeta de crédito que te permite realizar pagos sin tener que pagar por adelantado. Es decir, puedes diferir el pago para más adelante. Esto es diferente a una tarjeta de crédito regular porque no hay penalización por pagos atrasados.

Además, con una tarjeta Revolving, el crédito que puedes utilizar, tu saldo y los pagos mínimos que puedes hacer al mes pueden subir y bajar en función de las compras y los pagos realizados en la cuenta. Las líneas de crédito Revolving se conocen a veces como «préstamos de larga duración», y a veces tienen un requisito de limpieza en el que se pide a los prestatarios que mantengan la deuda a cero durante un período de tiempo.

Sin embargo, lo normal es que los pagos se realicen una vez al mes, en función del saldo pendiente actual. Dependiendo del tiempo que te lleve devolver lo que has pedido prestado, se puede añadir un cargo por intereses al saldo periódicamente hasta que este se haya devuelto por completo.

A continuación veremos cómo funcionan las tarjetas Revolving y cómo reclamar al banco o bien acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad.

¿Por qué se llama ‘Revolving’?

Una cuenta Revolving o ‘renovable’ es una cuenta que se renueva automáticamente cada mes. Este tipo de cuenta es similar a un préstamo porque debes devolver lo que pides prestado cada cierto tiempo. Sin embargo, una cuenta Revolving continuará abierta, aún después de haber pagado completamente la cantidad que debías.

¿Cómo funcionan las tarjetas Revolving?

Cuando consigues acceso a una cuenta de crédito de este tipo, como una tarjeta de crédito, será quien te presta el dinero el encargado de fijar un límite crediticio de antemano. Este límite es la cantidad máxima que puedes cargar en esa cuenta. Puedes usar este dinero para comprar o pagar facturas, a discreción.

Sin embargo, al efectuar una transacción a crédito, tendrás menos crédito disponible. Y cada vez que liquides parte de tu deuda, volverás a disfrutar de mayor crédito.

Las cuentas de crédito Revolving no tienen una duración predefinida, sino que siempre que la cuenta esté abierta y tengas un buen crédito, tendrás la opción de continuar usándola. Sin embargo, el importe mínimo que tienes que abonar puede verse modificado entre uno y otro mes, ya que se calcula en base a lo que debas en ese momento.

Para cualquier duda que tengas con tu tarjeta Revolving no dudes en contactar con nosotras.

¿Qué ventajas ofrece la tarjeta Revolving?

La principal ventaja de este tipo de tarjetas es la flexibilidad que ofrecen, ya que puedes decidir cuánto pagar cada mes, dentro de los límites establecidos en el contrato, y modificarlo en función de tus circunstancias económicas. Esta es una forma de crédito viva que se actualiza cada mes y que puedes ajustar a tus necesidades.

¿Cuáles son los riesgos de las tarjetas Revolving?

Las tarjetas de crédito Revolving se comercializan como un producto barato, pero en realidad pueden costar más de lo anunciado. Se puede reclamar Tarjetas Revolving si se paga un 20% o más de interés. Los bajos pagos mensuales ocultan altas tasas de interés y los clientes terminan pagando más de lo que pidieron prestado originalmente. Esto hace que muchas veces la deuda aumente en lugar de disminuir.

Sin embargo, si las usas con cuidado, pueden ser una gran opción para afrontar ciertos pagos mensuales o puntuales de forma más cómoda.

¿En qué se diferencian las tarjetas Revolving de una tarjeta de crédito tradicional?

La principal diferencia entre una tarjeta Revolving y una tradicional es si la cuenta de crédito puede utilizarse de forma recurrente. Pero también hay otras diferencias que debes conocer, entre las cuales se incluyen las siguientes.

Crédito abierto frente a crédito cerrado

Con la tarjeta Revolving, puedes utilizar la línea de crédito repetidamente, hasta un determinado límite de crédito, mientras la cuenta esté abierta. En cambio, con la tarjeta de crédito tradicional, solo puedes pedir prestada una cantidad una vez. Y la cuenta se cierra una vez que se ha pagado.

El crédito tradicional también se conoce como crédito a plazos. Algunos tipos comunes de crédito a plazos son los créditos para coches, los préstamos hipotecarios y los que están destinados a estudiantes.

Reclamar Tarjetas Revolving Tipos de interés del 20%

La tarjeta Revolving también puede tener un tipo de interés más alto que el del crédito tradicional. Y con el crédito Revolving, el pago mínimo puede cambiar en función del saldo. Con el crédito no Revolving, es probable que debas la misma cantidad en cada ciclo de facturación.

Pagos

Las cuentas de crédito tradicional se suelen reembolsar en pagos regulares e iguales durante un periodo de tiempo determinado. Y en algunos casos, puede haber una penalización por pagar el préstamo antes de lo previsto.

Flexibilidad

La tarjeta Revolving también puede darte más flexibilidad. Una tarjeta de crédito, por ejemplo, puede utilizarse para una gran variedad de compras. Sin embargo, muchos contratos de crédito tradicionales son para un propósito específico, como la compra de un coche o una casa.

Los detalles del funcionamiento de tu cuenta de crédito Revolving o tradicional pueden variar. Y siempre es una buena idea asegurarte de que entiendes las condiciones de cualquier contrato de crédito que suscribas.

¿Cómo utilizar las tarjetas ‘Revolving’ de manera responsable?

Unos sencillos pasos pueden ayudarte a pagar un saldo rotativo sin problemas e incluso podrían ayudar a tu puntuación de crédito en el futuro.

Gasta de forma responsable

Este es un buen consejo tanto si tienes un saldo Revolving como si no. Pero si tienes un saldo, asegúrate de tener en cuenta lo que ya debes cuando pienses en gastar más.

Paga más que el mínimo

Siempre que sea posible, paga más que el importe mínimo adeudado. Esto puede ayudarte a reducir tu saldo más rápidamente.

Considera la posibilidad de pagar primero las cuentas con mayor interés

Dado que estas deudas son las que más dinero te cuestan, puede ser una buena idea aumentar los pagos a las cuentas con mayor interés.

Haz todos los pagos a tiempo

Si no te retrasas en los pagos, puedes evitar los recargos por demora. Y puede que esto incluso ayude a mejorar tu puntuación de crédito si realizas los pagos a tiempo de forma constante.

Ahora ya sabes más sobre cómo funciona la tarjeta Revolving y cómo gestionarla de forma responsable. Y es posible que incluso puedas utilizar tus cuentas de crédito Revolving para mejorar tu puntuación bancaria, establecer un historial de crédito y construir un futuro financiero más brillante. Si quieres Reclamar Tarjetas Revolving no dudes en contactar con nuestra abogada para conseguir una compensación y anulación express de la misma.

Reclamar Tarjetas Revolving Referencias

Referencias externas: Tarjetas revolving usura en Wikipedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?